En mi larga carrera como músico profesional, he dado ya mil veces la vuelta a mi mundo y actuado por todos los rincones de mi casa. [In my long career as a professional musician, I have traveled a thousand times around my world and played in every corner of my house].

martes, 20 de enero de 2009

Imprompfppffpppfffptu_flipe_de_las_3:17



El sábado pasado comenzó el IX Ciclo Musical Músicas del Alma en San Javier. Pero, en contra de todos mis pronósticos, no pude asistir al primero de los cinco magníficos conciertos que conforman el programa de este año: el del trompetista Ronald Baker junto al Ignasi Terraza Quartet; y eso que hasta última hora lo intentó mi buen amigo Monda, a quien le gusta compartir los grandes acontecimientos. Pero mi hijo estaba con gripe y pudo más mi sentido de la responsabilidad que mi hambre de swing.

El caso es que ese día el bueno de mi sobrino Jesús me había regalado una rudimentaria flauta travesera popular de caña que compró hace poco en Buenos Aires, así que aproveché un hueco por la noche para probarla en la cocina de mi casa y me dió por grabar la prueba con el micrófono de mi cámara de fotos. Ni soy flautista ni sé tocar la flauta, eso es obvio, pero en ese momento le puse mucha intensidad y una emoción no exenta de irónica tristeza, porque lo cierto es que me limité a soplar para lamentarme metafóricamente por no haber podido acompañar a mi amigo al concierto.

Más tarde transferí el archivo de sonido a mi ordenador y, exactamente a las 3:17 de la madrugada, se lo mandé a Monda por e-mail bajo este asunto: Impromppffpfffpfffffffffffptu.

A la mañana siguiente abrí mi correo y me encontré con su respuesta. Por su efusividad en las cosas que a modo de poema me decía, estaba claro que mi envío le había provocado bastante subidón. Acompañaba sus evocaciones con ocho fotografías que, inusitadamente, le dio por hacer desde el coche la noche anterior, mientras conducía hacia el concierto poco más o menos a la misma hora en que yo improvisaba con aquella flauta por primera vez, y me retaba amigablemente a fusionarlas en un vídeo con mi impromptu.

No podía pasar por alto una rima de los acontecimientos de ese calibre, así que acepté el reto, le eché más morro aún que con la flauta y compuse este audiovisual, cuyo título me sugirió el propio Monda.

Pido perdón de antemano.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Me has hecho flipar. Gracias.

Por un momento, he estado en tu cocina, sentado en una de las sillas que hay frente al fregadero. Te veía de espaldas mientras tocabas la flauta mirando hacia la hornilla... al tiempo que viajaba en un coche como copiloto, dejándome abstraer por la música, sin prestar atención a la conducción ni a la carretera... sin pensar...

Carlangas.

Sebastián dijo...

Has clavado el momento, Carlos.

Es la unión de dos historias, dos acciones, que sucedieron juntas en dos lugares totalmente diferentes.

Dos historias distintas que forman una sóla historia y dos lugares distintos que forman un sólo lugar.

Como comprenderás, siempre que ocurren cosas como esta me acuerdo de ti, Carlangas. Hemos flipado mucho juntos la música, tú y yo.

Sebastián dijo...

Postdata: envíale el enlace a Juan Carlos o pásame su correo si lo tienes... Hace tiempo que no sé nada de él.

Troglo Jones dijo...

Estás que te sales, Ornette Coleman de la flauta de caña. Mola tener esos flipes, es como drogarse, pero más sano.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

¿Te acueras cómo empezaste en la música? Porque te gustaba y realizando experimentos. Eso es crear, amigo Sebas, y lo demás es pura poesía (dicho en el sentido que tú sabes). Bueno pues dile al Monda -sino no lo ha hecho ya- que te pase el vídeo de una de las piezas que interpretaron Baker, Terrasa y cía, porque así te quitarás un poco el gusanillo. No obstante, el concierto fue grabado por 7 Región de Murcia y, supong, lo darán un día de estos. Un saludo y nos vemos el jueves, 29. Andrés.

Anónimo dijo...

Por cierto, Ignasi Terrasa (al que no voy a descubrir ahora) es uno de nuestros mejores pianistas y está a la altura de primeras figuras del jazz internacional. Así dejó constncia en Músicas el Alma. Por ciero Sebas: procura no faltar a las próximas citas, ¿Vale?. Andrés.

Sebastián dijo...

Admirado Troglo: Ornette Coleman hacía eso mismo cuando sólo era un embrión en el vientre de su madre. Eso sí, yo me caí de pequeño en la marmita del brebaje mágico del flipe.

* * *

Andrés: eres incombustible..., ¡no te pierdes ni una! La verdad es que no concibo la música sin poesía ni la poesía sin música. Hoy he estado ensayando con Monda y he visto el vídeo y la fotos del concierto (y también alguna en la que sales tú, tan sonriente como siempre). No sé si podré asistir a los cuatro conciertos que quedan; con mi profesión eso es totalmente imprevisible, sobre todo siendo en fines de semana. Pero lo procuraré, tenlo por seguro. ¡Por nada del mundo me perdería el de
Ahmad Jamal! Por otra parte, estoy totalmente de acuerdo: Ignasi Terraza es uno de nuestros grandes.

Félix dijo...

Eso se llama sincronicidad, esto es, la conjunción de dos hechos en lugares distintos del mundo, interconectados por alguna fuerza ancestral cuyos mecanismos desconocemos.

O improvisación: gripe conduce a flauta, flauta conduce a Impromppffpfffpfffffffffffptu y Impromppffpfffpfffffffffffptu conduce a foto.

Gracias por el post. Me recuerda que, si le das la oportunidad, la vida siempre tiene algo con que sorprenderte.

Sebastián dijo...

Gracias a ti por tus siempre bien traidas precisiones, Félix.

En cierto modo, lo que llamo "rimas de los acontecimientos" viene a resumir la teoría de Jung. Habría que precisar sin son fruto de la casualidad u obedecen a esa fuerza ancestral de la que hablas. Yo me inclino a pensar que en determinadas ocasiones 'activamos' o 'sintonizamos' leyes más elementales de lo que suponemos que favorecen que esas rimas acaezcan.

Y sí, a veces nos olvidamos de que vivir es un asombro permanente.

¡Un sincrónico abrazo!

ESTHER dijo...

Hola Sebastián,

para mi que esto lo ha hecho el pequeño Kafka. je je je Pareces un "encantador de... carreteras".

Este verano me paso por San Javier.

Un abrazo.

Sebastián dijo...

Ahí le has dado, Esther. Aunque yo creo que, salvando las distancias, no sé..., a lo mejor me equivoco..., podría haberlo hecho Puto Bocazas.

Tal vez podrías venir antes a San Javier. ¿Has visto la programación del IX Ciclo Músicas del Alma?

Otra cosa: el próximo 6 de febrero toca en Jazzazza el Dayna Sthephens Quartet (con Albert Sanz al piano, Dee Jay Foster al contrabajo y R. J. Miller a la batería). Este local está apostando últimamente por actuaciones de gran nivel.

Un abrazo.

Jason Moran: Artist in Residence

Jason Moran: Artist in Residence

Jason Moran: Same Mother

Jason Moran: Same Mother