En mi larga carrera como músico profesional, he dado ya mil veces la vuelta a mi mundo y actuado por todos los rincones de mi casa. [In my long career as a professional musician, I have traveled a thousand times around my world and played in every corner of my house].

martes, 17 de noviembre de 2009

Monda Trío + Marcial Picó en La Muralla fotografiados por Goio Villanueva



Como ya os anticipé a finales de septiembre, el pasado jueves 22 de octubre toqué con Miguel Ángel Monda y Andrés Santos en La Muralla. Aquella noche los astros fueron generosos y acudió un nutrido grupo de amigos entrañables, entre los que se encontraban el fotógrafo Goio Villanueva y el flautista Marcial Picó.

Cierto es que también estuvo allí Rafa Márquez, quien colgó al día siguiente tres espléndidas fotografías en su Web, que desde entonces podéis admirar pinchando ahí mismo, en la imagen de la columna de la derecha; pero para él me reservo una entrada en exclusiva. Sólo diré que cuando conocí a Rafa, hace ya algunos años (¡el tiempo pasa deprisa!), era todo un maestro de la fotografía de la naturaleza y, por decirlo de algún modo, el fotógrafo oficial de los conciertos de Jazzazza desde sus orígenes; ¡a saber lo que atesora desde entonces entre sus archivos!



Goio Villanueva es un experto, leal e infatigable fotógrafo trotaconciertos al que conocimos años atrás en el Festival de Jazz de San Javier. Como también es un hombre extraordinariamente generoso, hace escasamente dos días nos envió una exhaustiva selección de las innumerables fotos con las que nos inmortalizó aquella noche, de las que yo, a mi vez, he seleccionado unas cuantas para mostrarlas aquí. En la susodicha columna de la derecha hay un enlace a otra serie que nos hizo, también en La Muralla, durante una conjunción muy, muy especial.



Marcial Picó es para mí el paradigma de buen músico, buen compañero y buen amigo a la vez; baluarte del mejor jazz que en las tres últimas décadas se ha venido haciendo en la región, dentro del ámbito de la música clásica y la didáctica musical su currículum es, por demás, impresionante. Con Marcial y con el guitarrista José Sánchez (primo hermano mío) formé, a principios de los 80, Tabuleiro Trío, mi primer grupo de jazz propiamente dicho, del que algún día os comentaré algo. Marcial tenía sólo diecinueve años, pero ya dejaba volar su sensibilidad y su don para la improvisación, totalmente innatos. Desde entonces he tenido la suerte de volver a tocar con él en muchas ocasiones; la última, aquella noche en La Muralla, en donde tuvo a bien acompañarnos en tres o cuatro temas.



Pero ahí no acaba todo. Con nosotros estuvieron, codo con codo, Andrés Garrido y Jesús Jiménez, amigos y compañeros de ondas radiofónicas, que grabaron el concierto de principio a fin; aunque, por avatares del directo, no quedaron del todo satisfechos con el resultado, sobre todo con el de las percusiones. Cosas de los micrófonos y de la acústica del local. La verdad es que..., je, je..., el charles parece que, en vez de marcar, estornudara. Me es igual. Se esforzaron como titanes, y en La Muralla sonó muy bien. Como prueba de su labor os dejo con un par de fragmentos, en los que creo que se aprecia notablemente todo de lo que son capaces Marcial y Andrés con sus respectivos instrumentos.

El primer tema no necesita presentación.













El segundo tema, interpretado en trío, es una composición de Andrés Santos de mediados de los 90. La tocamos mucho en aquella época con nuestro grupo Quasar, pero está recién incorporada al repertorio con Monda. Además de tocar el clarinete como un ángel, Andrés es un prolífico compositor y un consumado arreglista. Desde que lo conozco (creo recordar que él también tenía diecinueve años cuando empezamos a tocar juntos) le vengo insistiendo para que edite un trabajo netamente personal.











Y ya para finalizar, os dejo con tres retratos magistrales de Andrés Santos tocando la melódica.

¡Gracias, Goio! ¡Salud de cuerpo y alma, amigos!








12 comentarios:

rafa márquez dijo...

Hey ! muchas gracias Sebas por el reconocimiento a los reporteros gráficos.
Es un placer para nuestro ojo cuando a través de la cámara os vemos tocando en el escenario.
Saludos.

Andres G dijo...

Bueno, bueno. Para vosotros (el Monda Trío) siempre está todo bien y es que vuestra generosidad y educación no os dejan decir otra cosa, cuando nos véis trabajar a contra reloj. Es que eso fue lo que nos faltó: tiempo. Porque si nos hubiésemos puesto al tema hacia las cinco de la tarde, la grabación hubiera salido casi perfecta; nunca se puede dar uno por satisfecho en estas cuestiones, porque luego la escuchas y surge "...aquí, se podría haber hecho...". Los que trabajamos (o lo hemos hecho) en la Radio y manejamos el sonido NUNCA ESTAMOS SATISFECHOS DEL TODO. Es nuestro "tic", qué le vamos a hacer. Pero como ya lo tenemos claro con vosotros (bien sea trío o se sume alguien más, no es problema) el próximo concierto que se realice en un local adecuado va a ser "la tralla". Ya lo comprobaréis todos. Sebas, el Goio es otro artista "desaprovechado" Lo digo porque hay gente que no conoce su trabajo y su dedicación y cariño hacia la fotografía. Ya le daremos un empujón como podamos, para que salte (como en aquel programa viejísimo) A LA FAMA. Nos vemos en mi garito.

Sebastián dijo...

Rafa, yo me identifico mucho con los fotógrafos. Y os admiro y os respeto mucho. Formáis un género aparte, con especies muy diversas. Algún día profundizaré en ello.

Andrés, en el mundo de la información y del espectáculo todo funciona así. Todo va a contrarreloj, y a veces un sólo minuto más o un sólo minuto menos te soluciona o te estropea una sesión. Por eso le damos siempre tanta importancia al tiempo, ¡y nos dejamos la vida en ello! Por otra parte, Goio no va a ser más artista por ser más famoso. Goio es un pedazo de artista y un pedazo de persona. Esa es la verdadera fama que uno debe forjarse. Ser FAMOSO es otra cosa.

Gracias por vuestros comentarios y un fuerte abrazo.

solojazz dijo...

Un mundo rico e intemporal el tuyo, Sebastian. Son personas así, las que hacen que siga girando para todos.

Un abrazo body & soul extensivo.

Félix dijo...

Buenas fotos y buena versión. Se palpa el ambiente.

Sebastián dijo...

Me alegra que opines eso, Armando, y que sepas compartir mi mundo. El tiempo es oro y vale mucho más cuando se le retiene.

Sí, Félix; fue una noche de amigos. Escuchando el tema a la vez que contemplas las imágenes, te transportas allí fácilmente.

Como siempre, es un placer teneros por aquí.

ESTHER dijo...

A ver cuando voy a ese templo que es La Muralla y paso una noche estupenda entre vosotros. Felicidades por vuestro conciertazo. Que siga habiendo muchos más.

Un beso!

Sebastián dijo...

Gracias, Esther. Te esperamos por aquí desde hace tiempo, lo sabes. Respecto a los conciertos, hacemos lo que podemos, pero mucho me temo que se acerca una época de vacas flacas.

Un abrazo!

ESTHER dijo...

Sebastián, espero que no sea verdad y que consigáis buenas actuaciones. Seguro. Sois grandes músicos con mucha personalidad y mucho que expresar y crear. Así que ánimo. Has puesto fotos fantásticas con sabor a jazz murciano del bueno.

Y gracias por contar conmigo, mi idea es ir a Murcia y hacer fotos de jazz.

Un abrazo!

Troglo Jones dijo...

Saludos, Sebastián. Veo que seguimos de gira musical. Yo sigo de gira mandarínica, pasando por tierras de vinos y otras, pero los azares no me llevan por Murcia, todavia. Espero que no sea verdad eso de que se reducen los conciertos. A ver si el loro roba un banco y ponemos un garito. Uno donde se dé un concierto perpetuo.

Salud.

Sebastián dijo...

Hola de nuevo, Esther. Hello, Mr. Jones. La verdad es que en esta profesión siempre va uno a salto de mata. Y cuando menos te lo esperas pueden comenzar a saltar las liebres. Me quejo por vicio. La cosa va por rachas. Hay pausas y parones, y en ellos también hay que dar la talla. Son épocas de siembra y reflexión que pueden dar cosechas muy fructíferas. Tras el generoso otoño llega el invierno y los programadores se olvidan casi totalmente del jazz. Bueno..., pues nos apañaremos como podamos. Yo tengo muchos proyectos entre manos.

No hace falta que el azar le traiga por aquí, Sr. Troglo, sino la voluntad. Llegue Vd. a un acuerdo con Dª Esther, pagan a medias la gasolina y se vienen para acá.

¡Salud!

Sebastián dijo...

Ah, sí, Mr. Jones: hay que hacer de la vida un concierto perpetuo. Concentre sus operaciones en la consecución de ese objetivo. Mis gallinas estarían encantadas de ayudar a su loro en ese atraco.

Jason Moran: Artist in Residence

Jason Moran: Artist in Residence

Jason Moran: Same Mother

Jason Moran: Same Mother