En mi larga carrera como músico profesional, he dado ya mil veces la vuelta a mi mundo y actuado por todos los rincones de mi casa. [In my long career as a professional musician, I have traveled a thousand times around my world and played in every corner of my house].

jueves, 11 de febrero de 2010

De Blanca Andreu para el Negro Billy




NEGRO ESPIRITUAL

Al Negro Billy, arcángel de Medellín


La voz del negro Billy entró despacio
y el maná de las almas descendió como semilla de cilantro
[blanco
sobre el desierto del corazón
las esperanzas volaron en bandadas como legiones de
[codornices
las notas que cantaba el negro Billy
se alzaron, se prosternaron, rojas igual que gotas
de misterio
azules
como olas abiertas
y decían: "Escucha, oh Señor,
Tú que te apiadas del débil y del pobre
y eres como el rocío que humedece la tierra"
y al tiempo que cantaban y sonaban
eran lisas
y silenciosas
como el alma de niño
del más suave salmista de Israel.

Aquí volaban, majestuosas como palmas
recién llegadas de los lejanos fundos
mientras la luna latía en lo alto del cielo del pentagrama
justo entre el re y el mí, como un bemol
parecían venir de los campos del río
pues había copos de algodón como jazmines o mariposas
descendiendo sin viento
y decían: "Escucha, oh Señor
Tú destilas los pastos de la tierra
las praderas se visten de rebaños".

Era una voz oscura, la voz del negro Billy
limpia como agua clara
oscuras manos de oro la habían amasado
y alimentaba como miel caliente
oscuras manos de oro de África y América
y por eso sabía a pan y a luz
parecía nacida en un pozo celeste
y por eso saciaba
como agua profunda
y dorada
era
y olía a nardos y a recuerdo
y a olvido.


BLANCA ANDREU
Los archivos griegos
Fundación José Manuel Lara
Colección Vandalia
(Sevilla, 2010)




* * *

Y estaba pensando en cómo ilustrar musicalmente este hermoso poema de Blanca cuando la curiosidad me ha llevado a descubrir estos dos vídeos...





[Nota: la imagen que abre esta entrada es un fragmento de una ilustración de Aurelius Battaglia para la partitura "Jacob's Ladder, An early Negro Spiritual", publicada en el libro The Fireside Book of Favorite American Songs, editado por Simon and Schuster en Nueva York en 1952.]

12 comentarios:

Anónimo dijo...

¡ Eres mejor buscador que Harry Potter, Sebastián!

Estoy maravillada de que hayas encontrado eso. Me ha traído muchísimos recuerdos. El recital primero fue conmovedor, aunque enlatado no se aprecia.Además la canción elegida para editar fue la más "comercial"que cantó ese día
en el Hotel Nutibara, el de más
encanto de Medellín.
El hombre que enfocan después de mí es un poeta beat americano, el único hombre negro de eser grupo.
En su día se llamó Leroy Jones. Ahora se hace llamar Amiri Baraka.
El japonés que llora es poeta también. Inauguró el festival con Gonzalo Rojas, con Roca, con un poeta africano y conmigo.
También estuve en una fiesta privada con Billy, en casa de Teresita Gomes, una pianista afroamericana como él. Salvo Roca y yo, todos eran músicos de raza
negra.
Fue una velada musical colosal.

Gracias mil por incluir mi poema en tu blog y por encontrar los videos del amigo Billy. Un verdadero regalo.

Blanca

Andres G dijo...

El tema que aparece en el primer video creo recordar que se titula "Old man river" y es uno de, efectivamente, los más conocidos "espirituales"; incluso se incluyó en una película de serie B adaptada de la novela del mismo título: "La cabaña del tío Tom. En cuanto a Leroy Jones, muchos fuimos (creo) los que compramos en su día uno de sus libros más leídos (también lo creo) titulado "Blues People. Música negra en la América Latina", que escribió en 1963 y editado en español en 1969, por la Editorial LUMEN, como parte de su colección Palabra en el Tiempo, que dirigió Antonio Vilanova. Bueno, pues ha sido una de esas ocasiones en las que conozco un poquito el asunto y así lo recuerdo para todos los visitantes de tu blog, Sebastián. Un abrazo y espero tu llamada la próxima semana.

Sebastián dijo...

Imagina, Blanca, mi sorpresa ante el encuentro. Tuve una sensación brutal de 'viaje'. Y verte allí, nada más comenzar el vídeo..., tan guapa, tan iluminada que ya se te leía el poema en los ojos...

Te 'encontré' allí y me sentí allí, contigo, con vosotros... Y sentí, en cierto modo, que el poeta japonés lloraba también al compartir mi propia emoción.

Fíjate, conocía a Amiri Baraka por otras fotos, pero cuando lo vi en el video no me dí cuenta de que era él.

Ah, y gracias a ti por dejarme incluir mi blog en tu poema. Eso sí que es un regalo. Aunque yo creo que con esa ilustración me lo he merecido, ¿no?

* * *

Gracias, Andrés, por todos esos datos, muy necesarios y muy bien traídos. Seguro que los visitantes de mi blog te lo agradecen tanto como yo.

Como le decía a Blanca, había oído hablar de Amiri Baraka como poeta, dramaturgo, músico y líder comprometido con la causa negra; precisamente estuvo hace poco más de un año en el festival de jazz del San Juan Evangelista acompañando al saxofonista Sabir Mateen (nuestra amiga Esther Cidoncha les hizo unas fotos muy chulas), y había oído también hablar (¿verdad, Dr. Krapp?) de ese libro escrito cuando se llamaba LeRoi Jones (no Leroy Jones, que a mí me sonaba porque es un conocido trompetista de jazz y funky de Nueva Orleans), todo un referente que aún no he tenido la oportunidad ni de comprar ni de leer.

¡Pero todo se andará, amigo!

* * *

Un fuerte abrazo a los dos.

Blanca Andreu dijo...

Lo cierto es que oirlo recitar es impresionante, espectacular. Tiene una fuerza arrasadora. Y lo que recitó tenía altura. Era poesía con un contenido de denuncia social radical. Me figuro que estará el video en youtube.

Sin embargo, no es un hombre grato. Suelta estufidos y es agresivo verbalmente. Puestos a elegir a alguien de esa generación, prefiero a Allen Ginsberg . Todavía conservo por ahí un papelito donde espontáneamente me apuntó, cuando lo conocí en Nueva York, su dirección y teléfono con grandísima amabilidad a los cinco minutos de conocerlo. Me dijo, si no recuerdo mal, que lo llamara. Se esforzó en chapurrear español. Era un hombre amistoso, abierto.

Blanca Andreu dijo...

Ah, con tanta emoción me olvidé de decirte que la ilustración es maravillosa.

Troglo Jones dijo...

Bueno, los arcángeles aparecen donde menos los esperas. O donde más, ahora que lo pienso. Gracias por el poema de Blanca, ilustración y música. Paul Robeson, otro ángel negro, estaría orgulloso.

Abrazos.

ESTHER dijo...

Fantástico! Tanto el poema, los vídeos como los comentarios que hacéis. Ha sido todo un placer.

Blanca Andreu dijo...

Sebastián: He localizado el video escribiendo en youtube " Amiri Baraka Medellín". Lo instalaré en mi blog dentro de unos días, porque quiero que de momento Maguette Mbodj esté en candelero, a ver si se apunta alguien más a su blog.
El video es tremendo. No he visto a nadie recitar así. Y eso que, como siempre, lo enlatado enfría mucho la realidad.

Antonio dijo...

EXTRAORDINARIO el poema y el post. Realmente extraordinario, de verdad.

Félix dijo...

Iba leyendo soñando con un espiritual que sonaba de fondo en mi mente y has encontrado el original. Valiosa aportación que tengo que volver a disfrutar más despacio.

Sigo leyendo al filósofo Gaya. Como te comenté en el correo, da mucho que pensar. Se siente uno un artista pequeño y poco profundo ante la magnitud de su Sentimiento.

Un abrazo.

Hector Aguilera S. dijo...

Sebastián, lindo post, hermoso poema y los videos que has subido ambos muy buenos,
saludos,

Sebastián dijo...

Blanca, finalmente vi el vídeo de Baraka. Impresionante. Y Andrés Garrido me ha prestado "Blues People", el libro que publicó Lumen en el 69.

Troglo, gracias por traer tan oportunamente a Robeson, sin duda otro ángel negro que cantaba "como el comienzo del mar y de la vida", según Neruda (el verso pertenece a uno de los poemas que más me gustan de su 'Canto general': "El viento sobre Lincoln").

Esther, sabía que te gustaría este post. Creo que Blanca y tú os llevaríais bien.

Antonio, no sé si nos conocemos, pero muchas gracias por tu visita, tu comentario y tu valoración.

Sí, Félix, la verdad es que da mucho gusto cuando los pasos que damos incluso a ciegas nos llevan a donde deseamos. El hecho de que ahora estés leyendo a Gaya tiene también mucho que ver con todo eso. Lo has definido muy bien, porque fue en verdad un filósofo, un pensador hondo como pocos. Y lo que dices sobre "lo pequeño y poco profundo que se siente uno ante la magnitud de su Sentimiento" dice mucho también sobre tu hondura.

Hola, Héctor, ¿ya de vuelta? ¿Recargaste las pilas? ¿Te diste ese chapuzón?

* * *

Gracias, amigos. ¡Que el jazz y la poesía os den salud!

Jason Moran: Artist in Residence

Jason Moran: Artist in Residence

Jason Moran: Same Mother

Jason Moran: Same Mother