En mi larga carrera como músico profesional, he dado ya mil veces la vuelta a mi mundo y actuado por todos los rincones de mi casa. [In my long career as a professional musician, I have traveled a thousand times around my world and played in every corner of my house].

martes, 30 de marzo de 2010

José Luis Santacruz



El pasado día 11 me acerqué, gracias al oportuno aviso de mi colega Julio Muñoz, a escuchar, tras muchos años sin hacerlo en directo, al saxofonista José Luis Santacruz en el Atomic Bar, en donde encandiló al sorprendido y jubiloso público con un excepcional concierto junto al bajista italiano Francesco Severino y el percusionista Toto Serrano. Un trío prácticamente improvisado sobre la marcha. De hecho, Julio me había anticipado unas horas antes que José Luis tocaría en dúo junto al contrabajista Pablo Fojo.

De José Luis Santacruz sólo diré que, cuando apareció a principios de los ochenta en la escena jazzística murciana (con la que siempre ha estado vinculado), elevó hasta límites por entonces aún insospechados el listón de calidad del jazz que se hacía por aquí. Fuimos muchos los que aprendimos y gozamos durante años junto a él. Pero tal vez lo más importante fue que, gracias a su influencia, comenzaron a desfilar asiduamente por nuestro apartado pico-esquina los mejores músicos de jazz del panorama nacional (e incluso internacional): Max Sunyer, Carlos Gonzálvez, Amador Martín, Ximo Tébar, Ricardo Belda, Horacio Fumero, Jeff Jerolamon, Sean Levitt, Jean Luc Vallet, Aldo Caviglia y un larguísimo etcétera. A mediados de los noventa, un grave accidente le produjo diversas y complicadas secuelas físicas y una amnesia que le obligaron a abandonar la música durante varios años y tener que partir prácticamente de cero para aprender a tocar de nuevo... ¡Ahí es nada!

En fin..., me marcho dentro de un rato a descansar unos días a la playa y me dejo muchas cosas en el tintero..., pero ya hablaremos más detenidamente de este magnífico músico. Os dejo con unas fotos y un vídeo que le hice con mi Nikon Coolpix S700 durante la actuación y con un par de temas de uno de sus últimos trabajos: Mr. Monk, grabado en los Estudios Tower Track de Beniel (Murcia) en febrero de 2009, producido por Miguel Ángel Fernández y el propio José Luis Santacruz y supervisado musicalmente por nuestro común amigo y compañero Julio Muñoz (que fue también quien subió a YouTube mi humilde vídeo). No os perdáis esa versión de "Sweet and lovely", porque verdaderamente hace honor a su título...

¡Salud y Jazz y Feliz Semana Santa!





SO WHAT-IMPRESSIONS. José Luis Santacruz: saxo alto; Jorge Pardo: flauta travesera; Antonio Pena: bajo eléctrico.


SWEET AND LOVELY. José Luis Santacruz: saxo soprano; Perico Sambeat: flauta travesera; Lluis Llario: contrabajo; Jeff Jerolamon: batería.


viernes, 19 de marzo de 2010

¡Hoy nace MusikJazz!



Sí, amigos: hoy, Día del Padre y de los Pepes, abre sus puertas MusikJazz; así que no parece muy casual que el padre de la criatura no sea otro que nuestro muy querido y carismático amigo Pepe Navarro. Los responsables de la sala Musik han confiado en él para gestionar este nuevo local contiguo en donde el jazz será el único y verdadero protagonista. Transcribo a renglón seguido el texto de bienvenida que escribí para la Web de MusikJazz, todavía en construcción.

* * *



UN SUEÑO HECHO REALIDAD


Raíces y alas, sí; pero que las alas arraiguen y las raíces vuelen.

–JUAN RAMÓN JIMÉNEZ–

Debe haber algún ala sobre la que volar.
–WALLACE STEVEN–



Los aficionados al jazz y los músicos de jazz murcianos estamos de enhorabuena: por primera vez en muchos años (qué lejos quedan ya locales legendarios como La Puerta del Pozo, El Gris de Ángel Meca o el efímero Blue Note de Michael McCoy) vamos a poder disfrutar en Murcia de un club entera y exclusivamente dedicado a esta música universal. Jam sessions, conciertos, audiciones, monográficos, recitales.., todo tendrá cabida en MusikJazz, un club ubicado en un marco arquitectónico idóneo para crear la atmósfera que el espíritu del jazz requiere: los bajos abovedados de la vetusta Plaza de Toros de Murcia. Recios muros y arcos protectores en los que la intimidad y el bienestar están garantizados. Y ello gracias a la iniciativa de un músico ya veterano, compañero de andaduras musicales y amigo excepcional: nuestro singular Pepe Navarro. ¿Un soñador? Sin duda. Pero un soñador con los pies en la tierra. Por eso su sueño se ha hecho realidad. Quienes le conocemos bien sabemos que sabrá estar a la altura de nuestras expectativas, que son también las suyas, y pondrá en esta nueva aventura toda su ilusión, empeño y profesionalidad.

Gracias, Pepe, por tu capacidad de iniciativa, tu entusiasmo y tu valentía al tomar (y nunca mejor dicho) la alternativa en esta plaza: MusikJazz. El club de jazz que Murcia estaba demandando.


* * *



El acto estará amenizado por el guitarrista Miguel Ángel Monda y un servidor, pero contaremos, en principio, con la colaboración de la cantante cubana Niurka López y el jovencísimo flautista Alejandro Ortuño. Ya os contaré.

Os dejo con unas fotos que hice en MusikJazz hace unos días con el móvil. En la primera podemos ver a Pepe Navarro ultimando los preparativos para la inauguración; en las dos siguientes, a Miguel Ángel Monda durante una prueba de sonido.

¡Salud y Jazz!








lunes, 15 de marzo de 2010

Marc Fosset Quartet en Jazzazza



Sí, amigos, habéis oído bien: Marc Fosset Quartet en Jazzazza. ¡Imprescindible!

Copio, corto, resumo y pego:

Guitarrista virtuoso, dotado de una técnica elegante, de gran precisión rítmica, Marc Fosset es asimismo un magnífico compositor y uno de los mejores músicos de su generación, que reconoce a Django y Wes Montgomery como sus mayores influencias.

En 1973 entra a formar parte del grupo Magma, a la vez que colabora con los grupos de René Urtreger y Claude Guilhot, y en 1977 forma junto al contrabajista Patrice Caratini un dúo mítico que trabajó con algunos de los más destacados músicos de la escena parisiense, como los pianistas Maurice Vander y Martial Solal, el acordeonista Marcel Azzola y el percusionista Michel Delaporte.

A principios de los 80 se convierte en el acompañante habitual del legendario violinista Stéphane Grappelli, con quien actuó en los más reputados escenarios de todo el mundo: Carnegie Hall, Hollywood Bowl, Teatro de la Opera de Sidney, Philarmonie de Berlín o Théatre du Châtelet. Fosset permaneció junto a Grappelli hasta su desaparición en 1997. Por lo demás, su trayectoria incluye trabajos y colaboraciones con Michel Roques, Marcel Azzola, Martial Sólala, Maurice Vander, Roger Guerin, Claude Guilhot, Memphis Slim, Bill Coleman, Ted Curson o René Urtreger.

¡Casi nada! Si queréis saber más, pinchad en los enlaces del principio.

El elenco de músicos que le acompañarán es, como veis, sencillamente extraordinario..., ¡así que os pido humildemente que no desaprovechéis esta ocasión única!

Marc Fosset: guitarra eléctrica
Fabio Miano: piano
Ignasi González: contrabajo
Esteve Pí: batería

La entrada, con derecho a consumición, cuesta sólo 12 € en taquilla; y adquiriéndola por anticipado, 10 €. Yo tengo, como viene siendo habitual, un bolo ese mismo día..., ¡malditas leyes de Murphy!, pero de momento no os digo dónde para que ni se os pase por la cabeza faltar a esta cita inexcusable.



¡Salud y jazz!

sábado, 6 de marzo de 2010

Neruda / Robeson / Hill



Redundando en el tema de mi entrada anterior, y como consecuencia del oportuno comentario que Troglo Jones dejó en ella, transcribo aquí "El viento sobre Lincoln", el poema de Canto general en el que Pablo Neruda alude al gran Paul Robeson. Es un poema duro, amargo, inculpador, pero escrito con pasión poética y buen pulso. La imagen superior de Lincoln, de autor desconocido, no se corresponde con la descrita por Neruda, pero es la más impactante que he encontrado curioseando por la Red.

* * *

Canto XXXIII

EL VIENTO SOBRE LINCOLN



A veces el viento del Sur resbala
sobre la sepultura de Lincoln trayendo
voces y briznas de ciudades y árboles
nada pasa en su tumba las letras no se mueven
el mármol se suaviza con lentitud de siglos
el viejo caballero ya no vive
no existe el agujero de su vieja camisa
se han mezclado las fibras de tiempo y polvo humano
qué vida tan cumplida dice una temblorosa
señora de Virginia una escuela que canta
más de una escuela canta pensando en otras cosas
pero el viento del Sur la emanación de tierras
de caminos a veces se detiene en la tumba
su transparencia es un periódico moderno
vienen sordos rencores lamentos como aquéllos
el sueño inmóvil vencedor yacía
bajo los pies llenos de lodo que pasaron
cantando y arrastrando tanta fatiga y sangre
pues bien esta mañana vuelve al mármol el odio
el odio del Sur blanco hacia el viejo dormido
en las iglesias los negros están solos con Dios
con Dios según lo creen en las plazas
en los trenes el mundo tiene ciertos letreros
que dividen el cielo el agua el aire
qué vida tan perfecta dice la delicada
señorita y en Georgia matan a palos
cada semana a un joven negro
mientras Paul Robeson canta como la tierra
como el comienzo del mar y de la vida
canta sobre la crueldad y los avisos
de Coca-Cola canta para hermanos
de mundo a mundo entre los castigos
canta para los nuevos hijos para
que el hombre oiga y detenga su látigo
la mano cruel la mano que Lincoln abatiera
la mano que resurge como una blanca víbora
el viento pasa el viento sobre la tumba trae
conversaciones restos de juramentos algo
que llora sobre el mármol como una lluvia fina
de antiguos de olvidados dolores insepultos
el Klan mató a un bárbaro persiguiéndolo
colgando al pobre negro que aullaba quemándolo
vivo y agujereado por los tiros
bajo sus capuchones los prósperos rotarios
no saben así creen que sólo son verdugos
cobardes carniceros detritus del dinero
con la cruz de Caín regresan
a lavarse las manos a rezar el domingo
telefonean al Senado contando sus hazañas
de esto no sabe nada el muerto de Illinois
porque el viento de hoy habla un lenguaje
de esclavitud de furia de cadena
y a través de las losas el hombre ya no existe
es un desmenuzado polvillo de victoria
de victoria arrasada después de triunfo muerto
no sólo la camisa del hombre se ha gastado
no sólo el agujero de la muerte nos mata
sino la primavera repetida el transcurso
que roe al vencedor con su canto cobarde
muere el valor de ayer se derraman de nuevo
las furiosas banderas del malvado
alguien canta junto al monumento es un coro
de niñas escolares voces ácidas
que suben sin tocar el polvo externo
que pasan sin bajar al leñador dormido
a la victoria muerta bajo las reverencias
mientras el burlón y viajero viento del Sur sonríe


PABLO NERUDA
Canto general (1938-1949)

* * *




Y aquí una muestra, de las muchas que he encontrado en YouTube, de la voz redentora, milagrosa, de Paul Robeson, en este caso evocando la figura del músico y sindicalista norteamericano de origen sueco Joe Hill. El tema, compuesto por Earl Robinson sobre un poema de Alfred Hayes, ha sido objeto de innumerables versiones.

* * *

JOE HILL


I dreamed I saw Joe Hill last night
Alive as you and me
Says I, "but Joe, you're ten years dead"
"I never died", said he
"I never died", said he

"In Salt Lake City, Joe," says I
Him standing by my bed
"They framed you on a murder charge"
Says Joe, "But I ain't dead"
Says Joe, "But I ain't dead"

"The copper bosses killed you, Joe
They shot you, Joe", says I
"Takes more than guns to kill a man"
Says Joe, "I didn't die!"
Says Joe, "I didn't die!"

And standing there as big as life
And smiling with his eyes
Says Joe, "what they can never kill
Went on to organize
Went on to organize"

From San Diego up to Maine
In every mine and mill
Where working men defend their rights
It's there you'll find Joe Hill
It's there you'll find Joe Hill

I dreamed I saw Joe Hill last night
Alive as you and me
Says I, "but Joe, you're ten years dead"
"I never died", said he
"I never died", said he

[Anoche soñé que veía a Joe Hill / tan vivo como tú y como yo. / Le dije:"Pero Joe, si llevas diez años muerto". / "Nunca moriré", dijo él. / "Nunca moriré", dijo él. / "En Salt Lake City, Joe", dije yo / con él de pie junto a mi cama. / "Te involucraron en un asesinato". / "Pero no estoy muerto", dijo Joe. / "Pero no estoy muerto", dijo Joe. /"Te mataron los jefes de la policía, Joe, / te dispararon", dije. / "Se necesita algo más que un arma para matar a un hombre", / dijo Joe. "¡A mí no me mataron!", / dijo Joe, "¡A mí no me mataron!". / Y allí, tan grande como la vida / y sonriendo con los ojos / dijo Joe: "Lo que no pudieron matar/ se puso a organizar, / se puso a organizar". / Desde San Diego hasta Maine, / en cada mina y molino / donde los hombres que trabajan defiendan sus derechos / encontrarás a Joe Hill, / allí encontrarás a Joe Hill. / Anoche soñé que veía a Joe Hill/ tan vivo como tú y como yo. / Le dije:"Pero Joe, si llevas diez años muerto". / "Nunca moriré", dijo él. / "Nunca moriré", dijo él.]

* * *

Jason Moran: Artist in Residence

Jason Moran: Artist in Residence

Jason Moran: Same Mother

Jason Moran: Same Mother