En mi larga carrera como músico profesional, he dado ya mil veces la vuelta a mi mundo y actuado por todos los rincones de mi casa. [In my long career as a professional musician, I have traveled a thousand times around my world and played in every corner of my house].

martes, 10 de noviembre de 2009

The Villain in his Corner: Racking between noise and smoke...



Lo he traducido al inglés para ver cómo sonaba, y así lo he dejado. El Villano en su Rincón: Trasiego entre ruido y humo... La primera frase es el nombre de una sección fija de la contraportada de Sinfín, el suplemento cultural del diario La Opinión de Murcia; la segunda, el título que la minuciosa periodista Nieves B. Jiménez puso a la semblanza que le hizo al villano de turno; es decir, a mí.

Como veréis, se trata de todo un clásico ("La casa de... Fulano", "Así vive... Mengano"), uno de los géneros periodísticos más estables y socorridos de la historia del periodismo. He de precisar, aunque sé que lo sabéis, que El Villano en su Rincón alude a una celebérrima obra del Fénix de los ingenios.

La verdad es que no tenía ninguna intención de hacerle eco alguno a esta reciente "aparición pública" (que salió en el susodicho suplemento el pasado 2 de octubre y, desde el 6 de noviembre, puede verse también en la edición digital); pero, hace unos días, mi joven amigo y admirado fotógrafo y diseñador Joaquín Clares, autor del magnífico retrato que acompañaba el texto, me envió la foto original, y he pensado que sería una pena no compartirla con vosotros.

Así que ahí va. ¡Gracias, Joaquín!



Y para terminar de rizar el rizo, o de echarle morro al post y haceros su lectura más entretenida, ahí va un tema mío que conjuga las dos facetas a las que hacía referencia la semblanza. Así sabréis lo gore que puedo llegar a ser en un momento dado. El tema lo compuse a mediados de los 90, lo titulé "No seas gallina" y formó parte de un CD grabado en 1998 con uno de mis grupos de entonces, Quasar, titulado Otra Manera. La verdad es que no quedé muy satisfecho con el resultado, pero ya lo superé. Ante todo, quise hacer un tema directo y popular, algo así como un romance de ciego en clave de jazz. De modo que se lo dedico a Puto Bocazas, el loro prácticamente desaparecido del señor Troglo Jones, ¡para que no sea gallina y salga más a la palestra!

¡Salud, jazz y poesía, amigos!

11 comentarios:

solojazz dijo...

Humo es de esas palabras que en el Jazz suenan mejor en inglés, Sebastian. Veo que Joaquin te puso en un altar, seguro porque eres un villano a lo Robin Hood. Creo que con esta canción despierta de la mona el loro de Troglo.

Saludos

Dr.Krapp dijo...

¿Tienes un salón de 50 metros cuadrados y todavía no has montado una big band?

La verdad es que fijándome en tu foto hay que reconocer que tienes un aire de malvado de Marvel a punto de coger el disfraz que te identifica :)

Felicidades por ser tú mismo.

ESTHER dijo...

En efecto, eso te iba yo a decir 'Felicidades por ser tú mismo'. me ha quitado la frase Krapp.

creo que es una buena frase que te define. Y un rasgo: tu gran calidad humana.

Un abrazo.

Andres G dijo...

Sebas:
¿Nos vas a contar cómo fue la actuación de Madrid con Banda Inaudita? Me, nos, gustaría. Un abrazo, fiera.

ESTHER dijo...

Hola Andrés, mientras Sebas prepara su entrada si quieres te puedes pasar por mi blog que ya he sacado algo sobre la noche de La Fídula.

Saludos!

Sebastián dijo...

Qué bien traido tu símil, Armando, y el suyo, Dr. Krapp. Los dos son muy ocurrentes. Me hace mucha gracia que se me vea así. La verdad es que, se me mire como se me mire, me considero un superviviente.

No he montado una big band, pero casi... En la Ragtime Concert Band (1984-1994) llegamos a ser diez [ya hablaré de esta banda], y en Quasar por ahí por ahí [en algún bolo nos hicimos llamar Big Quasar].

Gracias por felicitarme por ser yo mismo, Dr. Krapp, Esther. Ser uno mismo es realmente difícil y no siempre se consigue. Precisamente en La Fídula leí esta copla:

"El camino que tomé
es el que sigo;
pero a veces me dan ganas
de no ir conmigo."

Que le quieran a uno por ser como es es sin duda la mayor recompensa que uno puede recibir... ¡Procuraré seguir siendo así, para que no cambiéis de parecer!

Andrés, acho, pijo, así me gusta, que vengas empujando... Pásate por el blog de Esther, que no te vas a arrepentir. Yo no he querido contar nada de La Fídula hasta que lo hiciera ella. Además de villano soy un caballero. Pero hoy mismo, en cuanto tenga un rato, me pondré a ello. ¡Tengo que presumir cuanto antes de haber sido fotografiado por la mejor fotógrafa de jazz del mundo!

Un fuerte abrazo para todos y gracias por vuestras palabras y vuestra amistad.

Troglo Jones dijo...

Vaya, menuda cancioncilla, Sebastián, je, je. No te hacía una especie de Riki López con aires jazz. Está graciosa la cosa. Y un puntazo ese reportaje a lo Isabel Preysler, je, je. Pronto se aclarará el misterio del loro, no te preocupes.

Salud.

Sebastián dijo...

Sí, Mr. Jones. El pasado nos pone a cada uno en nuestro sitio. Y lo peor es que no puedo justificarlo por la edad que tenía entonces, porque ya era bastante mayorcico. El pianista de Quasar calificó ese estilo como 'animal blues'. Que Puto Bocazas me perdone.

Bueno..., Isabel Preysler tiene veinte salones y cuatrocientos cuartos de baño..., pero sí, a mí también me recordó un poco ese rollete.

Bueno, voy a comenzar a seleccionar fotos para mi post sobre La Fídula.

Un abrazo.

Dr.Krapp dijo...

Discrepo rotundamente, me encanta ese tema de Sebastián y su grupo. Creo que es cachondo, alegre e irreverente. Ayer lo escuché cuatro veces y cada vez me gustaba más.

Felicidades de verdad.

Jam dijo...

Pedazo de foto!
Enhorabuena. :)

Sebastián dijo...

Gracias, Dr. Krapp. Cómo se nota que no es Vd. un gallina.

Gracias Jam, ¡y bienvenido a esta sopa!

Jason Moran: Artist in Residence

Jason Moran: Artist in Residence

Jason Moran: Same Mother

Jason Moran: Same Mother